viernes, 12 de noviembre de 2010

EL MANOTEO

EL MANOTEO
Una situación hoy en día “normal” en nuestro país y en nuestra ciudad (Bogotá), este tipo de situaciones las vemos reflejadas en los colegios tanto públicos como privados, en este último ha ido en aumento; pero  vemos que la situación se presenta con el hijo de una figura pública en este caso Miguel Silva. Él muestra su indignación por lo sucedido y narra los hechos como sucedieron pero también deja ver la impotencia de saber que el culpable de agredir a su hijo no tuvo ningún castigo ejemplar.
Esto muestra como la violencia en nuestro país ha tocado la instancia escolar, es ver como nuestros niños se están agrediendo de manera muy fuerte, en muchos de los casos se inicia con un juego, en otros resulta por amenazas y en otros por quitarle las onces, celulares etc., lo peor de todo es que en la mayoría de los casos se termina con peleas que en muchos de los casos trae consecuencias como lesiones de por vida o con la muerte. Por otro lado los padres de familia han evadido sus responsabilidades en el cuidado y crianza de sus hijos, han dejado esa responsabilidad en el colegio, cuando la educación en valores debería iniciar en el seno del hogar. Además cuantos padres saben dónde está su hijo o quienes son sus amigos muy pocos. Muchos de estos padres no se toman el tiempo de preguntarle a su hijo ¿Cómo le ha ido en el colegio? ¿Tiene problemas? o preguntas así. Pero debemos pensar que en esta situación por ser hijo de una “figura pública” se presenta la denuncia sobre lo sucedido, y además se genera la polémica. ¿Qué hubiera pasado su hubiera sucedido con el hijo de alguien no reconocido? ¿Se hubiera generado  esta polémica? Lo dejo a su consideración.
Debemos pensar en las leyes que rigen nuestro país, de verdad funcionan, de verdad hacen algo por hacer justicia creo que no. Nuestro país tiene un gran déficit en justicia, y por esta razón nunca van a ver vías de hecho, porque a mi concepto un menor de 14 años o más ya tiene la conciencia de saber que es bueno o malo, y no por esto la ley debe ser flexible con ellos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada